Delitos desde las plataformas digitales sin regulación

Por: Wilson Fernando Nocua Urrego

Uno de los usos que se le han dado a las redes sociales, han sido las denuncias, en donde una persona natural o jurídica llama a otra con adjetivos como ladrón, estafador, corrupto, prostituta, violador, entre otros. Dañando, en varios de los casos la honra y el buen nombre de personas inocentes, dándole un uso incorrecto a la libertad de expresión. No podemos dejar que las expresiones ofensivas estén protegidas bajo la libertad de expresión.

Las garantías para las personas deben regir también en el mundo cibernético y es por eso que el derecho penal debe tratar los delitos que se cometen frente a una pantalla. Por lo general vemos que se recae en delitos como: injuria, calumnia, falsedad personal o suplantación de identidad, pornografía infantil. Las redes no pueden servir como excusa al delito, debe haber una consecuencia penal.

Se debe buscar alguna forma de regular las denuncias realizadas vía web, revisar cuándo se está vulnerando un derecho y cuándo un contenido está protegido por la libertad de expresión. Con lo anterior se busca poner límites a las aseveraciones que se hacen en las redes sociales. Cabe resaltar los esfuerzos que se han venido haciendo al interior del congreso, en donde se ha adelantado un proyecto de ley que busca proteger a los ciudadanos que se han visto afectados por acusaciones, sin soporte probatorio y que se le hayan vulnerado sus derechos fundamentales a través de estas plataformas.

Esto genera varios interrogantes sobre la responsabilidad que tendrían las inmensas plataformas digitales en Colombia debido que estas plataformas no son responsables de los contenidos de sus usuarios porque sería una violación al ejercicio de la libertad de expresión por la reserva judicial que acarrea, y los únicos  que tienen la responsabilidad de dirimir estos conflictos y declarar ilegal un contenido son los jueces.

Entonces, de haber un delito a quién se le señalaría con nombre propio para denunciarlo? Lo anterior es debido a que se crean perfiles falsos para afectar e insultar a una persona natural o jurídica dañando la honra y el buen nombre.

Esta es una problemática que se encuentra en un debate crucial porque las plataformas digitales tienen todas las posiciones a favor, y no sería oportuno crear leyes contrarias que desarrollen la censura y motiven a crear controles por parte de los entes de vigilancia a los contenidos en las redes sociales, lo anterior sería contrario a los derechos fundamentales que se encuentran establecidos en la constitución del 1991.

Es cierto que es un tema que no tiene una respuesta simple, por lo tanto hay un reto muy grande en el Congreso para revisar si se pueden establecer límites a la libre expresión digital, debido a que algunos se dedican a engañar con cuentas falsas, calumniar e injuriar acarreando como resultado la vulneración de derechos fundamentales, sin tener ninguna consecuencia y si dañando la honra y el buen nombre de otro y trayendo consecuencias lamentables a la sociedad.

Puntualizo que cada usuario de las plataformas digitales debe usar adecuadamente las redes sociales con la misma cordura que se trata a un familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *