La Esap de tumbo en tumbo


Al malogrado reciente nombramiento de Carmenza Saldías en la Escuela Superior de Administración Pública -ESAP-, se suma ahora la de José Vicente Casas Díaz como Vicerrector o Director Administrativo de la ESAP-.

Saldía solo permaneció una semana antes de ser despedida por incidir a través de las redes sociales en contra del Gobierno del Presiente Iván Duque.

Por: Redacción de ELVIGILANTE.CO

La designación del no menos polémico, José Vicente Casas Díaz, ex vicerrector administrativo de la Universidad Distrital, quién ha sido acusado públicamente por presunto acoso sexual por parte del concejal del partido liberal Jorge Durán Silva, es ya un nuevo escándalo que debe soportar la ESAP en la última quincena.

El primero de marzo de 2019, el Concejal Durán Silva, reiteró sus denuncias contra Casas Díaz, por acoso sexual y sicológico en contra de la funcionaria Neiffy Astrid Áviles Rodríguez.

Casas Díaz allegado a la casa Peñalosista, según Durán Silva, anunció en su momento que citarían al Concejo Distrital al rector de la Universidad Distrital para que respondiera por la denuncia que hizo, sobre  Casas Díaz, el concejal Rolando González.


Concejal del partido liberal Jorge Durán Silva

” Un personaje de esta categoría no debería permanecer, ni un solo minuto, en un claustro universitario como lo es la ESAP”. finalizó advirtiendo el concejal de Bogotá, Jorge Durán Silva

Un comentario sobre “La Esap de tumbo en tumbo

  • el 15 octubre, 2019 a las 4:15 pm
    Permalink

    Un profesor de nuestra universidad (nada que ver con la ESAP) nos enviaba al whatsap imágenes explícitas de marcado contenido sexual: escenas de alcoba de una pareja haciendo el amor, hombres masturbándose o sonidos de mujeres en fase de orgasmo. El tipo se valía de la vieja estratagema de una sim comprada en la calle, un correo ficticio creado por él mismo, un nombre falso y un teléfono robado que adquirió en un almacén de San victorino en Bogotá. Pero cayó como un estúpido cuando se identificó como “RAMBER” en un mensaje.. Ese seudónimo solía él atirubuírselo en los correos cuando nosotras cursábamos el primer semestre, hace más de tres años
    El teléfono que él empleaba estaba siendo monitoreado por su dueño después de que se lo robaron y se localizó por última vez en un almacén de San Victorino, como dije antes. El comprador, mi profesor, dejó un nombre ficticio de persona natural con el que enviaba los mensajes de whatsap y muchos correos electrónicos. Fuimos a sustentar la denuncia a la Fiscalía donde mos dijeron que después de un seguimiento por otras denuncias similares lograron encontrar e identificar la persona que enviaba los mensajes subidos de tono tanto a mi como a otras muchas compañeras de universidad Sin embargo los hechos relatados no constituyen delito de acuerdo con el Código Penal Colombiano, razón por la que no podían detener al acosador, , sólo reconvenirlo, bajo amenza de multa. Incluso el Fiscal de turno nos llamó la atención a las denunciantes por haber calificado al profesor con ese término, “acosador”,. Ese tipo de conductas perversas no tiene cárcel y tampoco está prohibido, Parece más bien que fuimos nosotras quenes incurrimos en el delito de difamación a criterio del funcionario que atendió la dligencia. Nos dijo que si no cambiabamos la sim, el señor nos iba a seguir enviando mensajes porque si no lo hacíamos , estabamos consintiendo las insinuaciones del tipo. La Decana de la Carrera, dice que tampoco ella puede hacer nada y nos prohibió hacer “escándalo”.No podemos dar más detalles porque las que terminamos presas somos nosotras.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *