El Ex Fiscal General, Néstor Humberto Martínez Neira, ¿a qué juega?

Foto: La Opinión

La causa que invoca Martínez Neira para su renuncia, ¿es realmente su indignación con la negación del pedido de extradición por parte de la JEP del ex guerrillero de las Farc, Jesús Santrich? ¿o es una cortina de humo por sus líos con el tema de Odebrecht, o de otros asuntos donde reina, para él, serios  conflictos de intereses?

Redacción: ELVIGILANTE.CO

Martínez un reconocido hábil jurista, parece maniobrar, con su renuncia, como Fiscal General de la Nación, dando otra de sus jugadas audaces, cuando su paso como Fiscal no ha sido el mejor, porque Martínez, un hombre mediático, cuando ha salido a dar declaraciones de casos impactantes para la Colombia, no ha tenido las pruebas y luego ha debido retractarse.

Martínez muy cuestionado por su actuación con Odebrecht,  por el llamado Cartel de la Toga, estaba cercado por serias y documentadas denuncias de periodistas de la talla de Daniel Coronel y María Jimena Duzán, estaría con su renuncia maquillando temas de fondo que le competen con la justicia colombiana. Y cómo lo ha sostenido Martínez Neira, es difícil pensar que, entre otros asuntos, su renuncia obedece a que se ha colocado del lado de las víctimas del conflicto armado en el país.

¿Presiona Martínez con su decisión de dejar su cargo como Fiscal General a las altas cortes? Martínez ha estado del lado de quienes no apoyaron el  Acuerdo de Paz. Martínez Neira más alineado con el senador Álvaro Uribe Vélez y el Gobierno de Duque, reprocha la determinación de la JEP, de no autorizar la extradición de Santrich. Se  espera además  la reacción de Estados Unidos.

A todas luces, la renuncia de Martínez va en contra del fortalecimiento de la institucionalidad, asunto que lo ensombrece el asesinato de unos de los jefes de las Farc, Wilson Saavedra, ultimado hace pocas horas.

Martínez, con su nueva jugada maestra  estaría lanzándose, desde ya, como el nuevo mesías que Colombia necesita,  como candidato a la presidencia de Colombia, un hecho muy prematuro pero que de Martínez se puede esperar. El caos que siembra Martínez, es propia de una salida cobarde aseguró la periodista María Jimena Duzán.

Néstor Martínez Neira, usó la Fiscalía para defenderse, porque le quiere echar tierra y tapar las anomalías que ensombrecen su paso por el ente de control, afectado de paso, el funcionamiento de la justicia. Argumenta Duzán.

Frenar la extradición de Santrich, destapa una de las mayores crisis institucionales en el país, con una JEP infartada por sus propios yerros y por la oposición  que se cierne sobre esta entidad, incluido la descalificación de Estados Unidos, agravada ahora  con un fiscal y una fiscalía igual de discutido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *