¡LO QUE DUELE! de Hidroituango

Foto de: Red + Noticias

El dolor, en ocasiones, es el detonante de acciones conscientes e inconscientes, que suelen producir dolor a otros.

A la empresa Hidroituango debe dolerle todo lo ocurrido, lo que significa millones y millones de pesos botados a la caneca, y lo peor, que aún no se sabe cuánta más plata deban invertir para mitigar el irreparable daño.

Redacción ELVIGILANTE.CO

Al Movimiento Ríos Vivos Antioquia, le duele que familiares de cientos de desaparecidos, en el sector de la represa, no puedan desarrollar el duelo de muerte, cuando no han podido encontrar e identificar los cadáveres enterrados en fosas comunes, en las laderas del Río Cauca, precisamente en el sector inundable de la represa Hidroituango.

También da dolor que el Gobierno nacional no haya tomado la decisión de buscar los cadáveres que tanto sufrimiento han producido. El Movimiento Ríos Vivos Antioquia alcanzó que el Parlamento Europeo pidiera a la Fiscalía, a la gobernación de Antioquia y a las Empresas Públicas de Medellín -EPM-, garantizar que en la zona no quedaran cuerpos por exhumar antes del llenado del embalse, esto el 21 abril de 2018, la solicitud no se cumplió.

También duele que muchos integrantes del Movimiento Ríos Vivos Antioquia, hayan sido asesinados, durante el proceso de protesta y búsqueda de justicia frente a los eventos violentos ocurridos desde la preparación, de la zona, para albergar la macro obra energética de Hidroituango.

Duele que se emprendieran acciones para priorizar el llenado de la represa, cuando no estaban dadas las condiciones físicas, que garantizaran la estabilidad de la obra con esta acción. Duele que los túneles de desviación se sellaran muchos meses antes de terminar la presa.

Duele que el sistema de descarga de fondo, contemplado en los diseños originales no se logró construir por voluntad de -EPM-, quién definió la construcción de un nuevo túnel de desviación denominado Galería Auxiliar de Desviación -GAD-.

Gran dolor produjo la noticia del 28 de abril de 2018, cuando el gerente de -EPM- anunció el taponamiento de la Galería Auxiliar de Desviación -GAD-, supuestamente con madera, situación que provocó la noticia, del 29 de abril de 2018, donde el mismo gerente de -EPM- anunció que se intentaría destaponar con cargas de explosivos, en implosiones, que se realizaron en la noche de ese día.

El 30 de abril de 2018, con mucho dolor, se anunció que se presentaron dos derrumbes en ese túnel, derrumbes que provocaron el cierre total de la Galería, situación que obligó al represamiento del agua, sin concluir las obras de la represa, del vertedero y sin exhumar a los muertos.

Llamó la atención que se calificara de fenómeno “NATURAL” los derrumbes, palabra que se repitiera a la saciedad, desvirtuando toda responsabilidad por parte de los constructores y dirigentes.

Duele mucho que por “coincidencia” se hayan registrado dos derrumbes, después de implosionar, un par de veces, las entrañas del túnel en la Galería Auxiliar de Desviación -GAD-.

Crece el dolor de los ribereños aguas arriba y aguas abajo del proyecto. Crecen los riesgos, aumenta la incertidumbre, se magnifican las necesidades de vida, se acrecienta el número de muertos y víctimas del Movimiento Ríos Vivos de Antioquia y con esto prosperan las mentiras o verdades a medias. Se prioriza ocultar la verdad y progresan las inconformidades del gobernador de Antioquia, Luis Pérez, por la falta de información verdadera.

Un episodio doloroso es el que protagonizó una comisión de Estados Unidos, integrada por el Cuerpo de Ingenieros de ese país, especialistas en riesgos y desastres, estos acompañados de otros expertos mundiales en análisis geológicos, análisis en riesgo y servicios geotécnicos. Cuando el informe que elaboraron fue escondido aduciendo, la confidencialidad del mismo.

La Empresas Públicas de Medellín contrataron un diagnostico para que le dijeran qué pasó. La empresa seleccionada, fue chilena Skava Consulting, que se afanó en precisar que el responsable y causa raíz de este doloroso desastre fue el Diseñador-Asesor, o sea la empresa Integral.

Meditando en la posibilidad de que ocurra un evento de derrumbe en un túnel, en las condiciones de Hidroituango, -GAD-, son realmente muy bajas. Pensar que el mismo evento se repita dos veces, es aún muy remoto. Pero, que dos eventos de derrumbe se produzcan simultáneamente, a la misma hora y en el mismo túnel, eso es IMPOSIBLE, a no ser que sean provocados o inducidos.

La empresa Skava Consulting, esgrimió una serie de supuestos coincidentes para explicar un derrumbe. ¿Cómo se puede explicar el otro derrumbe?

Duele que la zona de Hidroituango sea un emporio de producción de coca y de actividad y control de grupos al margen de la ley.

En consecuencia, a quién le dolió: ¿El informe de la comisión de EEUU?, ¿La posibilidad que se exhumaran los cadáveres de las laderas del Río Cauca?, ¿La sentencia de la Corte interamericana de Derechos Humanos?, ¿La solicitud del Parlamento Europeo?; ¿La declaración de la Sala Penal Corte Suprema de Justicia, de Lesa Humanidad, de las masacres del Aro y de La Granja?, ¿Las acciones y denuncias del Movimientos Ríos Vivos de Antioquia?; A mí me duele la pasmosa inactividad de las autoridades y entidades de control colombianas.

Y dolerá mucho en los bolsillos de los usuarios de los servicios públicos que ofrece Empresas Públicas de Medellín, que pagarán por todo este dolor, al igual que el resto de los colombianos.

Remite: C.P. “Anónimo Adolorido”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *