Ricardo Rosanía

El punto crucial:

PEÑALOSA, UNA FÁBRICA DE FALSOS TITULARES.

Peñalosa, la clase política y su Equipo por Bogotá adelantaron una polarizante oposición al gobierno del Alcalde Petro y luego ejecutaron una campaña mediática de desprestigio con el eslogan “Recuperemos a Bogotá” campaña electoral que abonó el camino para su triunfo a la alcaldía. Utilizaron todo tipo de señalamientos, improperios y descalificativos tales como: el gobierno del caos, el desgobierno de la izquierda, el desastre populista, el alcalde improvisador, el alcalde  inepto, etc.

Después del triunfo electoral continuó el peñalosismo con la campaña efectista ahora con un nuevo eslogan de gobierno “poner la casa en orden” para intentar, sin ningún éxito, borrar a raja tabla, toda la gestión y logros de la Bogotá Humana. Pues bien, llegó la hora de evaluar el gobierno del Alcalde Peñalosa y hacer un corte de cuentas a su gestión durante los tres años al frente de la administración distrital.

Así las cosas, cuando se evalúa la gestión pública se hace con cifras e indicadores de gestión, no con la compra de titulares a la gran prensa ni campañas mediáticas como pretende vender la raquítica gestión del gobierno  “Bogotá Mejor Para Todos” ahora el gobierno de turno  se propone  vender otro eslogan “La Nueva Bogotá”, pero olvida que la realidad  es otra y tozuda, la ciudad pasa por  una crisis económica y social, así lo muestran las cifras de la macroeconomía  y los indicadores de la política social del distrito.

Bogotá Humana tuvo un crecimiento económico en el 2012 de 3.5% del PIB, 2013 de 4% PIB, 2014 creció a 4.5% el PIB y 2015 siguió creciendo a  4.8% el PIB y además disminuyó la tasa del desempleo de 9.3% a 8.7%; mientras la Bogotá de Peñalosa en el 2016 cayó el crecimiento económico  a 2.9% el PIB, en el 2017 se desplomó la economía  a 2.3% el PIB y la tasa de desempleo subió del 8.7% a 10.5%  aumentando así en 94.000 nuevos desempleados.

Bogotá Humana disminuyó la pobreza multidimensional  de 11.1% a 4.7 más de 480 mil personas salieron de la pobreza, disminuyó la pobreza monetaria del 11.6% a 10.1 y la pobreza extrema la mantuvo en el 2%; mientras la Bogotá de Peñalosa en el 2016 aumento la pobreza multidimensional a 5.9% (nuevos 100 mil pobres), en el 2017 extrañamente la pobreza multidimensional no se midió, la pobreza monetaria aumentó a 12.4%  152 mil personas cayeron en pobreza monetaria y la pobreza extrema aumentó a 2.4% 10 mil personas cayeron en este tipo de pobreza. 

Las cifras del 2018, se conocerán este año pero todo indica que la situación no mejora porque la gran apuesta del Gobierno distrital era invertir en infraestructura para revertir la crisis económica y social por la que atraviesa Bogotá, pero a la fecha, no existe ninguna obra relevante contratada por el Gobierno de Peñalosa, todo lo ejecutado en materia de infraestructura es del Gobierno anterior de Gustavo Petro. Y las grandes obras de infraestructura sin estudios  de Peñalosa, se licitaran ilegalmente este año 2019

La grave crisis de Bogotá se resume en que los dos primeros años de Gobierno de Peñalosa se dedicaron a recortar el presupuesto de la política social y tumbar las licitaciones de las grandes obras de infraestructura en movilidad estructuradas y financiadas por Bogotá Humana: La licitación de los buses eléctricos de la fase I y II de Transmilenio, la troncal de la Boyacá, el Metro Subterráneo, el Tren Ligero  de la Avenida 68, el tranvía de la carrera Séptima, El Cable de San Cristóbal y los trenes de la sabana de Soacha-Bogotá, Faca-Bogotá y Zipaquirá-Bogotá.

Ricardo Rosania

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Nullam eleifend, ex eu vehicula eleifend, dolor justo interdum augue, id interdum metus enim vel nunc. Nunc diam risus, euismod et quam eu, imperdiet maximus dolor. Sed elementum, felis nec sodales bibendum, justo massa dignissim massa, eget ornare turpis tellus non massa. Pellentesque viverra leo nisl, at posuere nisl blandit vel.

Ricardo Rosania has 2 posts and counting. See all posts by Ricardo Rosania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *